UN 65 % DE LOS ESPAÑOLES SIGUEN PENSANDO QUE LAS LUCES DE NAVIDAD DEL ÁRBOL CONSUMEN MUCHO

¡Apaga el árbol que consume mucho! Cuántas veces habremos escuchado esto cuando éramos pequeños, con lo que nos gustaba a nosotros mirar embobados esas luces que se apagaban y encendían una y otra vez durante horas, ¡ya había llegado la Navidad! Hoy en día según una reciente encuesta de la empresa líder en venta de electrodomésticos online www.puntronic.com, todavía en un 65 % de los hogares españoles se oirá esa frase, bien porque no saben lo que consumen o porque todavía no han renovado sus luces.

El equipo de Puntronic.com ha hecho una pequeña encuesta a 1.000 de sus clientes en la que se les preguntaba en primer lugar si iban a poner un árbol de Navidad con luces estas fiestas, a lo que el 76 % contestó que sí, de los cuales un 13 % utilizaría un árbol real y un 87 % uno artificial.

A continuación se les preguntó si habían renovado sus luces recientemente por unas LED, que tiene una mejor clasificación energética, el 78 % contestó que sí por un 22 % que seguía utilizando sus viejas luces con bombillas incandescentes. También se les preguntó si pensaban que las luces de su árbol consumían mucho, el 65 % contestó que sí, a pesar de que de ellos, más de tres cuartas partes las habían cambiado por luces LED.

Por último se les preguntó si sabían lo que consumiría más o menos su árbol de Navidad durante las fiestas, un 82 % contestó que no lo sabían.

Lo que está claro es que los tiempos han cambiado y aunque haya que hacer una pequeña inversión en cambiar las luces del árbol, esta se amortizará al poco tiempo, y es que, las ventajas de las luces de Navidad LED son muchas frente a las incandescentes de toda la vida. Puntronic.com ha hecho un resumen de las más importantes:

Calientan menos
No hay peligro de que un niño se lleve un susto al tocarlas como pasa con las incandescentes.

Son más seguras
Al no calentarse apenas, no tienen peligro de incendio, siempre y cuando las compremos en sitios homologados y que hayan pasado los controles de la Comunidad Europea.

No se funden o rompen
Las luces incandescentes tienen filamentos de tungsteno y una ampolla de vidrio evacuado, un pequeño impacto puede romper este vidrio mientras que una vibración o un ligero toque partirá el filamento. Las bombillas LED están revestidas de una resina más resistente que el vidrio. Además, por lo general si se funde una el resto siguen funcionando.

Duran más
Según los expertos las luces LED pueden durar 25 veces más que las incandescentes, lo que significa que si este año cambiamos nuestras luces del árbol nos durarán hasta el 2059.

Contaminan menos
Se calcula que reducen las emisiones de CO2 en un 75%.

Son más luminosas.
Debido a que el color de luz fría es más luminoso que el cálido.

Consumen menos
Se calcula que las luces LED consumen un 80% menos que las incandescentes, aún así, aquí merece la pena hacer un pequeño calculo para los que no saben cuanto consume su árbol y para los que todavía piensan que consume mucho independientemente de las luces que tenga.

1. Conocer el voltaje, es decir cuántos vatios (W) consumen las luces, basta con mirar la etiqueta del producto, lo normal es que una tira de 100 luces consuma 3 W cada hora. Pongamos que tenemos 3 tiras de 100 luces, es decir 9 W cada hora.

2. Calcular el número de horas que tendremos encendido el árbol, por ejemplo 8 horas diarias durante 20 días. Lo que supone un total de 160 horas.

3. Multiplicar el consumo de nuestras luces por las horas que estarán encendidas, en nuestro ejemplo serán 9 Wh por 160 horas = 1.440 Wh.

4. Mirar en nuestra factura el coste medio de la electricidad. Suele venir expresado en Kilo Watios, en diciembre se calcula que será de aproximadamente 0,09 euros por KWh.

5. Pasar el consumo de nuestras luces a KWh, para ello habrá que dividirlo entre 1.000 o lo que es lo mismo: 1.440 entre 1.000 da un total de 1,44 KWh.

6. Multiplicar nuestro consumo por el precio: 0,09 euros/KWh por 1,44 KWh lo que resulta 0,129 euros.

7. Añadirle el impuesto de electricidad (5,11 %) y el IVA (21 %). Lo que nos da un total de 0,163 euros.

Es decir, tener las luces de Navidad nos costará unos 16 céntimos. O lo que es lo mismo, si las tuviéramos encendidas durante las 24 horas del día desde el día 20 de diciembre hasta el 8 de enero, ambos inclusive (más o menos las vacaciones escolares) no nos costaría ni 40 céntimos.

Rosa Alsina, responsable de Puntronic.com, ha dicho: “Para mucha gente las fiestas de Navidad no empiezan de verdad hasta que ponen y decoran su árbol en casa, pero todavía existe la falsa creencia en muchos hogares españoles de que tenerlos encendidos muchas horas consumen mucha electricidad y por lo tanto nos sale muy caro. Con las bombillas LED está demostrado que no es cierto. Tener el árbol encendido 20 días durante las 24 horas del día cuesta menos de medio euro. Desde Puntronic.com animamos a todos aquellos que sigan teniendo las antiguas luces con bombillas incandescentes a que las cambien, y a los que las tienen LED a que no se preocupen por el tiempo que tienen el árbol encendido, simplemente, que lo disfruten en familia.”

Texto: Agencia Open Comunicación.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.