1 DE CADA 4 PRODUCTOS COMPRADOS EN NAVIDAD SON BEBIDAS ALCOHÓLICAS
El consumo de alcohol en estas fechas se incrementa hasta en un 35%
Se estima que alrededor del 25% de las muertes en accidente de tráfico están relacionadas con el alcohol

 

El consumo de alcohol en las fiestas navideñas es una realidad. Así se desprende del último informe del comparador de seguros de salud Acierto.com, que refleja que el 26% de la cesta de la compra en estas fechas, referente a comida y bebida, está compuesta por productos alcohólicos. Por su parte los productos navideños y la comida de estos días suponen el 74% restante, donde destacan embutidos, marisco, carnes y pescados.

La composición de la cesta muestra el consumo de alcohol en estas fechas, que se incrementa hasta en un 35%, según el informe del comparador. Según los expertos, esta situación no es ajena a los servicios médicos de nuestro país, que registran en los días más señalados (Nochebuena y Nochevieja, sobre todo) un repunte de intoxicaciones y comas etílicos provocados por la ingesta de bebidas alcohólicas. Y es que, según el prestigioso semanario médico británico The Lancet, la cantidad recomendada para evitar problemas de salud es, efectivamente, cero.

El consumo de alcohol en Navidad tiene consecuencias

Cervezas, vino, combinados… Todas y cada una de estas bebidas alcohólicas se cuentan por miles, cada minuto, en nuestro país durante la Navidad. Las cenas van acompañadas, casi ineludiblemente, de estos acompañantes con los que se brinda y se ríe. Hasta que se pierde el control… Porque lo cierto es que en estas fechas son muchos los que toman más de una copa tanto en casa como en cualquier local al que acuden tras la cena familiar. Con todo lo que ello conlleva: alcoholismo, pérdida de la noción del tiempo, etc.

Aunque siempre es aconsejable acompañar estas bebidas de algún plato, estar hasta altas horas de la madrugada en una discoteca, pub o cualquier otro local siempre viene acompañado de consumir alcohol en grandes cantidades. Las consecuencias: diarreas, vómitos y resaca a causa de la deshidratación provocada por el alcohol o, directamente, un coma etílico por sobredosis de alcohol, en el peor de los casos.

El consumo de alcohol provoca desinhibición y está detrás de la potenciación de muchas conductas de riesgo. Se calcula que en el 60% de las quemaduras, homicidios y ahogamientos están implicadas estas bebidas, así como de muchos embarazos no deseados por la práctica de sexo sin protección. Por no hablar de las Enfermedades de Transmisión Sexual.

Pero no acaba ahí. Se estima que alrededor del 25 % de las muertes en accidente de tráfico están relacionadas con el alcohol. Un dato ciertamente preocupante, que se suma al que ofrece Acierto.com, que revela que 2 de cada 5 conductores han cogido el coche alguna vez después de haber bebido. Además, hasta el 14% de los encuestados reconocieron haber conducido por encima del límite legal de alcoholemia. Una conducta que, además de ser peligrosa, puede acarrear una sanción administrativa y la pérdida de puntos de tu carnet.

Cómo sobrevivir a las resacas navideñas

Si bebes… resaca casi asegurada. Las ingestas de alcohol en Navidad dejan estragos en muchos que, tras la ‘batalla’, lo sufren acentuadamente. Las mañanas de resaca son tremendamente molestas, porque producen desde una ligera amnesia, pasando por vómitos y dolores de cabeza provocados por la erosión de la mucosa del estómago y la deshidratación, respectivamente. De ahí que se produzca una extraordinaria sensación de intensa sed.

Por eso, sigue estos consejos antes y después de una noche de muchos brindis:

  1. Bebe agua: Fundamental. Nada soluciona mejor los síntomas de un consumo excesivo de alcohol que hidratarse correctamente. A veces, si la deshidratación es muy aguda -casi no se puede beber a causa de los vómitos-, es aconsejable acudir al centro de salud de urgencias para que nos receten remedios contra esta afección y, posteriormente, sueros para rehidratarnos. Y si quieres evitar todos estos problemas, intercala el líquido elemento con las bebidas que consumas durante la noche.
  2. Desayuna bien: Esto también te hidratará. Come fruta -a ser posible, que contenga vitamina B, como el plátano-, algo de pan y unos frutos secos -como almendras o nueces-, que regularán los niveles de azúcares (sobre todo, glucosa) y vitaminas en nuestra sangre.
  3. Para comer: Salmón (que contiene vitamina B) y arroz (hidratos de carbono), son opciones más que positivas para sobrellevar y superar una resaca.
  4. Evita el azúcar, pero durante la noche: Si eres capaz, evita el azúcar en las bebidas que pidas durante la noche. Mojitos, combinados con refrescos (puedes apostar por los llamados ‘zero’) y otros muchos pueden acentuar los síntomas de una resaca muy desagradable. ¿Bebidas energéticas para las copas? Ni hablar o será aún peor.
  5. El mejor remedio: No beber alcohol. Así sí que se le dice adiós a la resaca. Asegurado.

 

Texto: Acierto.com.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.