CINCO BALEARES SELECCIONADOS PARA CONVERTIRSE EN PROMESAS DE LA ALTA COCINA
El grupo de alumnos preseleccionados de centros toda España optará a ganar una beca para estudiar en la Escuela de alta cocina valorada en más de 23.000€.
Las Islas Baleares han conseguido cinco representantes para la segunda fase del certamen.

 

Islas Baleares, 16 de enero de 2020.- La segunda fase del Premio Promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu Madrid sigue su curso. Los estudiantes baleares preseleccionados al Premio Promesas de la alta cocina trabajan desde hace varias semanas con la receta de base a partir de la cual tienen que elaborar su propuesta para optar a ser finalistas de la octava edición. La elaboración tiene como base común para todos los participantes un salmón relleno, con salsa de vino blanco, pasta fresca y una segunda guarnición libre con productos de temporada y de la región de cada candidato, con la que podrán jugar para marcar la diferencia.

Los candidatos baleares tendrán hasta el día 31 de enero para realizar una vídeoreceta de cinco minutos de duración como máximo. Esta deberá seguir unas pautas marcadas por Le Cordon Bleu Madrid. A pesar de ello, la elaboración contará con elementos de libre elección por parte de los candidatos, lo que les permitirá marcar la diferencia y poner en valor sus propuestas. A medida que los candidatos presenten sus vídeorecetas, estas se irán alojando en el canal de Youtube del Premio así como en una aplicación donde el público podrá conocer sus creaciones y apoyar mediante votación su receta favorita. Este voto popular será tenido en cuenta por la Escuela para elegir a los 10 alumnos que disputarán la gran final.

Tras la deliberación del jurado de la Escuela, el día 27 de febrero, Le Cordon Bleu Madrid anunciará en su página web oficial los 10 alumnos que competirán en la sede de la escuela en Madrid por convertirse en la Promesa de la alta cocina en abril 2020. En la gran final deberán presentar su plato frente al jurado que en ediciones anteriores ha sido presidido por chefs de referencia como Martín Berasategui, Quique Dacosta, Joan Roca o Andoni Luis Aduriz, presidente de la última edición.

El ganador de la final recibirá una beca valorada en más de 23.000 euros para ampliar su formación en alta cocina en la escuela con sede en la Universidad Francisco de Vitoria. El segundo clasificado también tendrá la oportunidad de estudiar un certificado valorado en más de 8.500 euros. Le Cordon Bleu Madrid premiará, además, a la escuela del primer galardonado con 1.500 euros por su dedicación y apoyo en todo el proceso.

Los alumnos de las Islas Baleares seleccionados para continuar en la segunda fase del concurso son: Laura Vidal del IES Calvià, Bruno Manuel Peixoto da Silva y Llorenç Piñeiro del Escola d’Hoteleria de les Illes Balears; Williams Silveira, estudiante del ESMENT Escola Profesional de Palma y David Padilla estudiante del CETT en Cataluña, pero natural de Formentera.

En esta segunda fase competirán alumnos de 28 escuelas de 23 provincias repartidas por todo el territorio. También tendrán representación las regiones de Canarias, Cataluña, Murcia, País Vasco, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla la Mancha, Navarra, Galicia y Madrid.

8 años apostando por las futuras promesas de la cocina

Le Cordon Bleu Madrid celebró la primera edición del Premio Promesas en el año 2013 y desde entonces cada año apoya el trabajo y el esfuerzo de la enseñanza de las escuelas de gastronomía de todo el país y premia a sus alumnos más destacados.

Un ejemplo representativo del desarrollo formativo y el potencial que experimentan los ganadores de este premio es el chef Cristóbal Muñoz, ganador de la primera edición del Premio Promesas de la alta cocina que opta este año al título de Cocinero del Año representando al restaurante Ambivium, del que es jefe de Cocina. “El 11 de junio de 2013 es una fecha muy especial, la recuerdo como un día mágico. Pasar a formar parte de la familia de Le Cordon Bleu, supuso para mí un gran honor. A día de hoy sigo agradecido y disfrutando en mi día a día de todo lo que aprendí” afirmó Cristóbal.

El Premio Promesas de la alta cocina está dirigido a jóvenes de hasta 25 años que estén cursando su último año de formación en cualquier escuela española de cocina. Estos ocho años de celebración del certamen han sido posibles gracias al apoyo de las escuelas que animan a sus alumnos más destacados a participar para seguir formándose. Además, el Plan de Convalidaciones que se puso en marcha en 2017, permite a todos aquellos alumnos que cuenten con el Grado Superior en Dirección de Cocina acceder a niveles intermedios de los programas.

 

Texto e imagen: Agencia Coonic.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.