¿CUÁLES SON LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO FAVORITOS DE LOS ESPAÑOLES?
Solamente un 10% de las personas que se proponen objetivos y retos  después de las campanadas, siente que los ha cumplido a final de año
El 58% de los fumadores que han intentado dejar el tabaco ha recaído, el 41% se ha puesto manos a la obra entre una y dos veces, y el 17% en más de tres ocasiones.

Como cada año, al terminar la Navidad, a los españoles nos gusta comenzar el nuevo con un concienzudo balance de los pros y contras de todo aquello que hemos vivido en los últimos 365 días. Esta manera de sopesar todo lo que hemos aprendido, los lugares que hemos visitado, los obstáculos que hemos superado y los que no, las metas que no hemos llegado a cumplir por falta de tiempo, o el trabajo que aún no hemos conseguido, nos sirven para empezar con ganas el 2020 con el tradicional “borrón y cuenta nueva”.

Esta es, sin duda, la manera de mentalizarnos e ilusionarnos a la hora de empezar de cero un año más, con muchas cosas que cumplir. Quizás demasiadas, porque como indica el último informe del comparador Acierto.com, solo un 10% de quienes se marcan metas al principio de año, terminan cumpliéndolas. Porque hay tantos propósitos como podamos imaginar, como hábitos que adquirir o vicios que dejar. Lo importante es ser consciente de lo que quieres mejorar o cambiar con respecto al año anterior y saber si estás dispuesto a esforzarte para conseguirlo y evitar fallar a la hora de cumplirlos.

Marcarse objetivos realistas, clave

El secreto del éxito a la hora de empezar el año con propósitos, y tratar de acabarlo de manera satisfactoria, está en la constancia y en ser realistas con lo que nos vamos a exigir. Una vez fijados nuestros objetivos, hay que desarrollar la idea. Por ejemplo, para hacer deporte: hay que ponerse una rutina e ir aumentando el tiempo, los días y la intensidad del entrenamiento poco a poco, si pretendemos empezar exigiendo mucho, terminaremos siendo de ese 45% de personas que el primer mes del año ya abandona sus propósitos, según el estudio. Estos son los preferidos por los españoles:

  • Perder peso (71% de los españoles): Para que este propósito no se quede solo en una buena intención, hay que  modificar costumbres de alimentación, evitar las dietas restrictivas que pueden atentar contra la salud y que, además, producen en la mayoría de los casos un efecto rebote. Además, hay que acompañarlo de ejercicio físico. Esto último se refleja en el número de matriculaciones que se producen en los gimnasios españoles, que aumentan hasta en un 30% con respecto a cualquier otra época del año. Sin embargo, el 48% no ha pisado jamás un gimnasio (al menos como socio). El 31% estuvo afiliado a uno por última vez hace más de tres años, mientras que el 6,5% ha dejado pasar entre dos y tres años, y el 8,3% entre uno y dos años. El 6,2% restante estuvo inscrito hace menos de un año.
  • Dejar de fumar (65% de los fumadores): El primer paso para conseguir este propósito tan común está en la motivación, ya que si realmente no hay voluntad por dejarlo, será muy fácil recaer en el hábito. De hecho, Acierto.com desvela que el 58% de los fumadores que han intentado dejarlo, han recaído en el hábito; el 41% de quienes han querido abandonar el tabaco sin éxito se ha puesto manos a la obra entre una y dos veces; y el 17% restante ha tratado de hacerlo en más de tres ocasiones.
  • Aprender inglés (34% de los españoles): Datos publicados por un estudio del CIS revelan que casi el 60% de los españoles reconoce no saber hablar ni escribir en otro idioma. Por ello, no es de extrañar que sea uno de los propósitos que más nos hacemos al comenzar el año, pero que no terminamos de cumplir si no nos apuntarnos a una academia, buscamos un profesor particular o realmente necesitamos aprenderlo por motivos académicos o laborales. 

Ponerse en manos de un especialista ayuda a cumplir objetivos

Muchos de estos objetivos son bastante complicados de cumplir sin ayuda de un especialista. Es muy fácil hacer un mal planteamiento de lo que deberíamos comer o de cuánto ejercicio hacer, por lo que es usual el desánimo por no ver resultados inmediatos (no lo son, pero los profesionales nos lo recalcan) hasta terminar tirando por la borda nuestro propósito. Contratar un seguro de salud que se adapte a lo que estás tratando conseguir, puede ser una buena manera de lograrlo, gracias a un seguimiento personalizado por especialistas que pueden hacernos mucho más fácil: dejar vicios, bajar de peso, cambiar hábitos…

Abandonar un hábito como el tabaco o dejar de llevar una vida sedentaria bajo el control de un experto puede ser de gran ayuda. Por ello, son muchas las compañías que ofrecen servicios relacionados con la salud y el bienestar, además de otros objetivos saludables que puedes alcanzar gracias al asesoramiento sobre programas nutricionales y de ejercicio físico

 

Texto: Acierto.com

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.