CUIDEMOS DE NUESTRO PLANETA: ES POR EL BIEN DE TODOS

El verano es una estación en la que muchos nos sentimos felices porque hacemos más vida social, pero tras la crisis del Covid19 estamos en un verano que sin lugar a duda es muy diferentes a los anteriores. Por muchos motivos, pero sobre todo por la presencia del virus que nos ha hecho cambiar muchas de nuestras prioridades y una de ellas es cuidar nuestro entorno. Sin ir más lejos, con el confinamiento de la población se ha podido observar como nuestro planeta ha visto como la naturaleza se ha ido regenerando, disminuyéndose los índices de contaminación de las ciudades e incluso se han visto animales que muy raramente podíamos ver como, por ejemplo: En la Bahía de Palma se han podido avistar delfines. Todo ello ha hecho que la gente comience a estar un poco concienciada a la hora de cuidar nuestro medio ambiente.

Por otra parte, las empresas comienzan a ponerse en marcha tras estos momentos tan complicados en los que la economía se ha detenido y las consecuencias que se han derivado han sido en algunos casos devastadoras. Sin embargo, poco a poco algunas empresas se han puesto en marcha para coger ese impulso necesario para hacerse más grandes y han aprovechado para concienciar a la gente a respetar el medio ambiente.

En Mallorca, concretamente, hay una zona donde la industria del calzado ha sido durante años el gran motor de la economía d’Es Raiguer, zona que comprende las localidades de Inca, Lloseta, Mancor de la Vall, Selva, Consell, Santa María y Binissalem; precisamente, en esta localidad se sitúa la empresa QUGGAS; en la que el matrimonio formado por Ángel; gallego y residente en Mallorca desde el año 2000, y su esposa Laura; han puesto sus esperanzas. ¿Qué es QUGGAS? Es una marca mallorquina que tiene como objetivo crear calzado, ropa y complementos, pero con la finalidad de ser una marca sostenible.  En sus inicios, nos cuenta Ángel; “Nosotros comenzamos haciendo abarcas a mano, pero comenzamos a diversificar el trabajo, desde ropa hasta calzado y montamos una tienda de ropa, pero no fue bien. Entonces, nos pusimos con los zapados primero con calzado personalizado, pero después nos centramos en darle un aspecto ecológico y todo con material reutilizable”. Es decir, que los materiales que se utilizan no generan residuos y es una idea que se ha ido realizando con el paso del tiempo”.

Los objetivos de QUGGAS pasan inexorablemente por conseguir la sostenibilidad total de sus productos y “apostamos por el reciclaje como modelo de negocio, descartando el uso de los plásticos, eliminamos materiales químicos y fomentar el uso del PET recuperado de la limpieza del mar y se utilizan materiales innovadores que eviten el sufrimiento de los animales, el uso del bambú, el Piñatex y los productos reciclados”. Nos cuentan tanto Ángel como la propia Laura.

Acerca de la fabricación de los productos, Ángel ha querido remarcar lo siguiente: “Mientras la mayor parte de la industria se centra fuera de España; nosotros fabricamos aquí en Mallorca porque nuestro compromiso se centra con la gente y queremos hacerlas en Mallorca”. En la actualidad, se realizan zapatos como máximo de talla 41 para mujeres, pero se quiere hacer desde 36 hasta el numero 47 de calzado porque en el mercado hay poca gente que no lo encuentra. Sin embargo, las miras Ángel son las siguientes: “Me gustaría ser el Zara de lo ecológico, pero quiero dar la alternativa, que mis productos sean baratos y apto para todos los públicos para poder generar beneficios”.

Ellos también han hecho la siguiente reflexión: “Hay que concienciarse para cuidar nuestro planeta para conseguir de cara al futuro un mundo mejor, pero quiero que mi familia esté bien para vivir, pero todos tenemos que ayudarnos entre todos porque el mundo puede ir a peor”. Tampoco descartan que una vez que arranque la empresa de fabricación de calzado se pueden tanto Ángel como Laura quieren lanzarse al diseño de otros complementos sostenibles como, por ejemplo: Bolsos.

Existe también el proyecto  a favor de Aspanob. Para ello, se les hace entrega de folio en blanco para que ellos dibujen lo que quieran, nosotros lo plasmamos al ordenador y lo trasladamos a la tele para plasmarlo en el zapato. De todo ello, un 10% irá íntegramente a la Asociación de Aspanob para ayudar a la Asociación. En definitiva, sería una edición especial para ellos y que se venderá a la venta. Ángel nos comentaba también: “Hay tres partes: Un aspecto ecológico, social y solidaria. Además, a nuestros proveedores les obligamos a cumplir con unos requisitos que se basen en los aspectos que hemos comentado anteriormente”.

Nos encontramos ante un proyecto que no está financiado por ningún banco, son Ángel y Laura quienes están invirtiendo en esta empresa que ha centrado sus ilusiones. Así mismo, tampoco han recibido ninguna ayuda  de las instituciones.

Por último, QUGGAS tiene varios frentes abiertos desde el aspecto ecológico y el uso del material reutilizable. Nosotros les deseamos a Ángel y a Laura todos los éxitos del mundo en este viaje. Además, la crisis generada por el COVID19 nos tiene que hacer reflexionar a todos y cuidar de nuestro planeta.

Fotos: Martina Romero y Juan Ramón Pons.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.