LOS JÓVENES DEDICAN DE MEDIA 4 HORAS Y MEDIA A LAS REDES SOCIALES

El culto al ego: una de las razones que motivan a muchos usuarios a realizarse selfies.

Cada día se llegan a tomar 92 millones de selfies en todo el mundo.

Estos son los consejos para adquirir la mejor técnica y conseguir que los selfies cuenten historias.

La tecnología lo ha revolucionado todo hasta el punto de cambiar el día a día y el tiempo que se dedica a cada tarea. Ahora, los seres humanos dedican una pequeña parte de su jornada a captar momentos y hacer autorretratos o, como mejor lo llevamos conociendo desde hace ya una década, selfies. De hecho, según un estudio publicado en ‘Social Psychological and Personality Science’, ahora se dedica un total de 7 minutos al día para conseguir un selfie, lo que se traduce en 54 horas al año.

El impacto de los selfies es enorme: cada día se realizan 92 millones de selfies en el mundo, según un estudio realizado por la Fundación IO, dedicada a desarrollar proyectos sanitarios y de enfermedades. Pero, ¿cuáles son las razones que motivan a las personas a inmortalizar estos momentos? Según el estudio publicado en ‘Social Psychological and Personality Science’, la razón principal que impulsa al ser humano a destinar hasta 7 minutos diarios a una foto es la necesidad de capturar el momento. Sin embargo, existe un mundo más allá de inmortalizar experiencias, que tiene que ver con el ego y la necesidad de aparentar y que ha alertado a las autoridades de psicología y salud debido a su peligrosidad.

En relación a esto, tal y como afirma Jordi Navarro, Coordinador Académico de Deusto Formación, “hay muchas personas que han llevado el tema de los selfies más allá y ahora se ha convertido en una obsesión por aparentar tanto físicamente como en relación al estilo de vida, hasta el punto de que muchas personas llegan incluso a someterse a operaciones con tal de encajar en un cánon específico”. Es lo que se conoce como el fenómeno “egoblogger”, o el uso de redes sociales y selfies para alimentar el ego y el narcisismo.

Tanto la necesidad de capturar el momento como la de que aparentar en RRSS ha llevado a muchos a buscar la técnica idónea para conseguir la foto perfecta, transmitir a través de la imagen e incluso, conseguir una estética específica para su perfil de redes sociales, algo muy importante sobre todo para los jóvenes. Este grupo de edad, formado por personas de entre 18 y 35 años, dedica de media un total de 4 y media a las redes, según el informe ‘Jóvenes y vulnerabilidad en entornos digitales’, por lo que la concepción y exposición de uno mismo en este ámbito es crucial para muchos.

Leticia García, Project Manager de Treintaycinco mm, afirma que contar con cursos como el de fotografía digital y/o dirección de fotografía es esencial para adentrarnos en el sector, pero también para aquellos aficionados que aman capturar los momentos. Leticia asegura que “contar una formación que atienda a las necesidades de un futuro prácticamente visual, como puede ser la fotografía digital, siempre será una gran ventaja para destacar. Actualmente, el mundo es prácticamente digital y contenido visual es la mejor manera para dar a conocer un producto, una marca, mejorar el reconocimiento…”

Descubre los consejos para conseguir el mejor selfie

La calidad de las selfies ha alcanzado nuevos niveles con los avances tecnológicos y una mayor comprensión de las técnicas de fotografía. Desde Treintaycinco mm, la escuela de formación audiovisual, dan una serie de consejos técnicos para conseguir los mejores selfies:

Iluminación: Una buena iluminación es fundamental para cualquier fotografía, incluyendo los selfies. La luz natural es ideal, así que trate de tomar su selfie cerca de una ventana o al aire libre. Evite la luz solar directa, que puede causar sombras duras.

Ángulo y Posición: Cambie el ángulo de la cámara para ver qué perspectiva le favorece más. En general, los selfies tomados desde un ángulo ligeramente elevado tienden a ser más favorecedores. Mantenga la cámara a la altura de los ojos o un poco más arriba para evitar distorsiones indeseables.

Fondo: Un buen selfie no solo trata sobre el sujeto, sino también sobre el entorno. Elija un fondo que añada a su historia sin distraer el enfoque principal. Los fondos limpios y sin desorden suelen funcionar bien

Composición: La regla de los tercios, que implica dividir la imagen en una cuadrícula de nueve partes iguales y colocar los puntos de interés en las intersecciones de estas líneas, puede mejorar enormemente la estética de sus selfies.

Expresión Facial y Postura: Tu expresión facial y postura deben transmitir la emoción o el mensaje que deseas compartir. Prueba diferentes poses y expresiones para encontrar las que mejor te representen.

Edición: Muchos teléfonos y aplicaciones ofrecen herramientas de edición para mejorar tus selfies después de haberlas tomado. Sin embargo, trata de mantener las ediciones al mínimo para lograr un aspecto más natural.

Equipo: Considera usar un trípode o un palo selfie para mantener la cámara estable, especialmente si estás tomando un selfie de cuerpo entero.

La mejora en la calidad de las selfies no solo se trata de mejorar la calidad visual de las fotos, sino también de lograr una mayor autenticidad y expresión personal. Siguiendo estos consejos, cualquier persona puede mejorar sus habilidades para tomar selfies y conseguir fotos que realmente transmitan su historia.

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.